No tenían dinero y construyeron una casa con botellas de vidrio para vivir. Usaron más de 10 mil

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Ideas

Con la ayuda de sus cercanos, Dóris Días y Robson Lopes recolectaron las botellas pero solos la construyeron. Era una opción barata y sustentable.

Dóris Días y Robson Lopes sentían la necesidad de tener su casa propia, pero ambos perdieron sus empleos y debieron utilizar su creatividad para cumplir su sueño. En solo cinco meses, reciclaron más de 10 mil botellas de vidrio de 600 ml y las usaron para levantar los muros de su hogar, en un terreno en Foz do Iguaçu, Brasil. 

La inusual construcción comenzó en abril de este año, después de seis meses de matrimonio. Robson perdió su trabajo en un supermercado y Dóris dejó el trabajo de educadora social por problemas de salud.

Sin dinero para pagar el alquiler, la pareja se mudó con los padres de Dóris, con el propósito de construir su casa en el mismo terreno. La idea, según Doris, surgió después de que no viera forma de empezar a construir su propia casa. Todas las demás alternativas superaban el presupuesto de la pareja.

Después de investigar sobre viviendas sostenibles en Internet, encontraron las construcciones de botellas.

“Es muy caro comprar mampostería y material de madera. Fui tras un autobús para vivir, pero no funcionó. Busqué un contenedor y vi que también estaba dentro del presupuesto. Me enojé y comencé a mirar las botellas y las botellas me miraron. Investigué más y vi algunas con botellas de vidrio y que después de ser construidas ni siquiera parecían estar hechas así. ¿Por qué no?”, contó Doris al portal UOL.

Doris y Robson comenzaron a recoger botellas de las calles, compartieron su iniciativa en redes sociales, donde encontraron el apoyo de sus amigos y cercanos: lograron recolectar más de 10 mil ejemplares con su ayuda.

Para construir la estructura, la pareja debió hacerlo sin compañía. Después de la fundación del piso, montaron las botellas una encima de la otra, usando cemento y arena. Las paredes y los espacios de ventanas y puertas los apoyaron con madera. La propiedad es de 70 metros cuadrados, con habitaciones divididas entre salón, cocina y dormitorio. 

Esta no es la primera vez que la pareja opta por una opción sustentable, en su boda también buscaron una opción amigable con el medio ambiente. “Toda la decoración de mi boda fue hecha con materiales reciclables. Fue muy hermosa. Fuimos a recoger en la calle las botellas y les pedimos a los amigos que las trajeran a casa, hicimos campañas en la red social y ahora nuestra casa es así”, dijo Doris al portal brasileño.

A la casa aún le falta la parte de la estructura completa, como columnas de concreto para sostener las paredes. Además, la propiedad sigue sin techo ni acabados. Sin recursos, la pareja contó con la ayuda de amigos para recaudar dinero en línea para hacer realidad el sueño.

El dinero también ayudará a Dóris y Lopes a comenzar una nueva vida con muebles, ya que los muebles de la vieja casa están deteriorados.