Así se ven 30 años después las gemelas con la cabeza unida: Abby y Brittany Hensel

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

Patty Hensel recuerda el día 7 de marzo de 1990, día en el que nacieron sus gemelas, Abby y Brittany. «Fui directo al hospital pensando que iba nacer mi bebé», dijo . Pero en cambio, Patty dio a luz a un conjunto muy raro y especial de gemelas, sus hijas Abby y Brittany.

Estás bebés estaban unidas , compartiendo un cuerpo, con dos cuellos y cabezas separados.

Los médicos inmediatamente sugirieron una separación, pero sabiendo que eso iba a significar que una niña moriría, Patty y su esposo Mike se negaron completamente.

La familia de Minnesota llevó a las niñas a su tranquila granja en las afueras de la ciudad, lo que les permitió alejarse de la gente y así lograr garantizarles tranquilidad y comodidad.

Después de 30 años, estas gemelas tienen educación universitaria, pueden manejar un automóvil y son maestras, así desafiaron todas las expectativas médicas.

Brittany y Abby son conocidas como gemelas «dicephalus», esto significa que comparten un torso y un conjunto de extremidades, pero tienen cabezas y cerebros individuales, lo que las convierte en dos personas pensantes en un solo cuerpo.

Las gemelas también tienen sus propios corazones, vesículas y estómagos. Sin embargo, sólo tienen tres pulmones entre ellos, un hígado, intestinos, un conjunto de riñones, pelvis, ovarios, útero y vejiga.

Aunque su cuerpo compartido ahora tiene dos piernas y dos brazos, los gemelos nacieron con tres brazos. Este tercer brazo fue un obstáculo para su movimiento general, entonces cuando Brittany y Abby eran jóvenes, fue extraido.

Después de 30 años de funcionar en un solo cuerpo, todavía los médicos de los gemelos tienen poca comprensión de cómo dos cerebros, que controlan un lado del cuerpo cada uno. Ellas pueden coordinarse para realizar las acciones y actividades que las gemelas hacen ya sea escribir, vestirse, andar en bicicleta, tocar el piano o manejar un coche.

Pero cualquiera que sea la explicación neurológica, Brittany y Abby pueden funcionar en su cuerpo con obstáculos limitados y tienen unos logros asombrosos.

Su madre admite que para dormir a veces es medio incómodo para ellas, a pesar de esto, su ‘trabajo en equipo’ significa que están increíblemente coordinadas.

Pero aunque no lo crean Brittany y Abby son personas individuales. Por ejemplo, Brittany ha tenido un resfriado e incluso ha tenido neumonía, dos veces, pero Abby no ha pasado los mismos problemas. Es mas, Abby suele quejarse de que es «aburrido» estar con su hermana cuando ella se está recuperando de una enfermedad en la cama.

Las niñas comen y beben por separado, y tienen gustos diferentes, pero admiten que es más fácil comer con utensilios y tener movimientos coordinados de los brazos si comen al mismo tiempo.

La diferencia en la altura de las gemelas ha creado un problema para su ropa y zapatos, que generalmente deben combinarse. Con 158 cm, Abby, que está a la derecha, es más alta que su hermana, que mide solo 148 cm. Esto significa que Abby se inclina a caminar con las partes planas de sus pies, mientras que Brittany camina de puntas.

Para abordar el problema de la altura, a los 12 años, cuando se descubrió que Brittany había dejado de crecer, se realizó una cirugía para dificultar el crecimiento de Abby. Ambas gemelas también han tenido una operacion de escoliosis.

Así como fueron reconocidos en casa por sus personalidades separadas y sus gustos personales, en la escuela, las gemelas fueron tratadas como dos estudiantes por separado, con diferentes intereses y habilidades.

La escuela era importante para ellas, porque la universidad siempre fue su objetivo, con Abby interesada en las matemáticas y Brittany en los idiomas como inglés.

Ambas gemelas se presentaron a los exámenes de ingreso y fueron aceptadas en la Universidad Bethel, donde llegaron a un acuerdo: seguirían su pasión compartida por la educación y se convertirían en maestras. Abby y Brittany se graduaron con dos títulos separados en educación en 2012, e inmediatamente comenzaron a buscar empleo de lo que tanto les apasiona.

Brittany y Abby son reconocidas por ley como Personas por separado, cuentan con sus propios pasaportes y certificados de nacimiento. Entonces, también necesitaban tener licencias de conducir separadas.

Las hermanas aprendieron a conducir juntas, y su instructor de manejo reconoció que era un gran logro de coordinación, sin que él supiera qué par de ojos estaban viendo el camino y enviando mensajes al cerebro para dirigir el automóvil. En su cumpleaños número 16, las niñas tomaron dos exámenes escritos antes de que ambas obtengan su propia licencia de conducir.

Las hermanas atrajeron por primera vez la atención pública en el año 1996 cuando aparecieron en The Oprah Winfrey Show , cuando tenían seis años. Después de eso, aparecieron en revistas como Time, y como la historia de portada de Life , donde su foto fue titulada «One Body, Two Souls».
En 2012 lanzaron su propio reality show, Abby & Brittany, en el canal TLC, que se centró en su promoción escolar, la búsqueda de empleo y el tiempo que pasaron viajando por Europa. Actividades ordinarias para dos mujeres jóvenes extraordinarias.

Actualmente laboran en el trabajo de sus sueños como maestras de quinto grado. Sin embargo, a pesar de que son dos personas diferentes, solo son reconocidas como una, y por lo tanto solo tienen un salario, lo cual es algo que les molesta.

«A medida que llega la experiencia, nos gustaría negociar un poco. Tenemos dos grados y podemos dar dos perspectivas diferentes o enseñar de dos maneras diferentes. Uno puede enseñar y uno puede monitorear y responder preguntas. Entonces, en ese sentido, podemos hacer más de una persona».