Su papá la encontró llorando en el asiento trasero; ¡cuándo descubrí por qué, mi corazón se derritió!

Esta pequeña es una verdadera montaña rusa. ¡Su reacción es de pura ternura!

La niña se encontraba en el asiento trasero del auto viendo una película, pero se conmovió tanto al ver las escenas, que comenzó a llorar. Es algo hermoso de ver, pues demuestra lo sensible y frágiles que todos podemos llegar a ser.

Su padre al verla grabó el tierno momento:

Estoy segura que esta pequeñita tiene un gran futuro en la actuación, porque logró que sintiera ganas de llorar con tan solo verla.

¿Qué opinas de esta linda historia?